ex Escuela de Surf Coruña,Muros y Miño

logo de namarea

¿Puede conducir un niño de 13 años?

Una persona de 13 años normalmente está mejor coordinada y tiene mejores reflejos que una de 50, pero no se le permite sacar el carné de conducir.

Un coche es una herramienta muy útil para desplazarse y puede ser manejada sin problema por un niño (basta con que le llegue a los pedales o adaptarlo a su estatura).

Mucha gente piensa que sería una barbaridad permitirle usar un coche a un menor, entre otras cosas por los daños que puede causar (a pesar de que lo pueda manejar).

Sin embargo, se les permite utilizar (y tener) teléfonos móviles ¨inteligentes¨, herramienta que, al igual que un coche, puede ser muy útil y muy peligrosa también.

Parece que hay problemas con los niños y los estudios, la actitud en el colegio, el fracaso escolar. Puede que una buena motivación para los estudiantes sea la obtención del ¨carné de móvil¨ una vez superada la enseñanza obligatoria, por ejemplo, si no quieren esperar a la mayoría de edad.

¿Estamos preparados para el progreso?

Es indudable que el progreso nos puede hacer la vida más fácil, pero también es común ver cómo esos mismos avances, en ocasiones, pueden llevarnos a cometer grandes males.

La energía nuclear que puede iluminar nuestros hogares puede usarse para construir bombas.

No cuestionamos que un niño no pueda conducir, pero los mayores nos creemos ¨aptos¨ para regir nuestras vidas (y las de los demás), aunque hacemos más barbaridades que los pequeños.

¿Es más importante el dinero o las personas?

En principio, si tengo que elegir entre quedarme sin dinero o sin personas, yo escojo dejar que se muera, cada día, mucha gente por no tener acceso a lo mínimo.

Nos hemos vuelto esclavos del progreso y de las cosas, aunque dudo mucho que estemos preparados para tantos avances, para utilizar la mayoría de las herramientas de las que disponemos.

No estamos preparados para gobernar la vida de los demás. NO estamos preparados para el mundo moderno, queremos hacer leyes para todas las situaciones, y ya existen demasiadas leyes (nadie puede conocerlas todas), y aún así es muchísimo mayor el número de situaciones nuevas.

Da igual el color del equipo o de la bandera, la amplitud de sus franjas (roja y amarilla como la de España, amarilla y roja como la de Cataluña), nos hemos acostumbrado al abuso y participamos de ello. No son las multinacionales, los gobiernos o los bancos. No es el mercado.
Todo eso son creaciones de los hombres. Somos las personas, que nos hemos vuelto esclavas de las cosas y hemos dejado de pensar.

Por estar, ni siquiera creo que estemos preparados para leer el periódico (por supuesto que sabemos enlazar una letra con otra y formar palabras, frases, oraciones...)

No son casos aislados. No son los políticos, los banqueros, etc.

No robamos más, no hacemos más daño, porque no tenemos capacidad de hacerlo.

Cambiar es una cuestión de todos.

La convivencia es más una cuestión de educación que de política.

No dejes de mirar el resto de la sección NOT ONLY SURF.