ex Escuela de Surf Coruña,Muros y Miño

logo de namarea

FORMA DE OPERAR EN CORUÑA

PRECIOS

SURF : 15 € / mes (Cada vez que pagas por ir a surfear con una escuela de surf en Coruña, parte de ese dinero se destina a los organismos públicos que les hacen ¨bulling¨ y les presionan para que les paguen y así puedan trabajar ¨tranquilas¨).

Necesitas traer tu propio material (si no sabes dónde conseguirlo o qué equipo comprar, consulta sin compromiso).

Seleccionamos la playa cada día en función de las condiciones del mar y los participantes.

MEJOR TRABAJAR GRATIS QUE CONTRIBUIR CON LA CORRUPCIÓN Y EL ABUSO DE PODER, CON UNOS ORGANISMOS PÚBLICOS QUE ACTÚAN MOVIDOS POR EL AFÁN RECAUDATORIO EN VEZ DE FACILITAR LA VIDA A SUS CIUDADANOS.
NO AL ¨BULLING LEGAL¨.

PADDLE-SURF: Si quieres, te ponemos en contacto con otra gente con tus mismas aficiones para que podáis ir juntos de ruta (la normativa actual, si vas con una escuela de paddle-surf en Coruña, obliga a pagar por UTILIZAR el mar).

¿DE DÓNDE SALE EL DINERO PARA MANTENER TODO ESTE TINGLADO?

Fuentes de ingresos:

Si sobra dinero, se destinará a la compra de una furgoneta (ya estaba prevista para los meses previos al verano) para transportar a la gente a la playa, o para realizar una excursión, en febrero de 2018, a Canarias, para surfear.

Si estás estudiando solo podrás ir si tienes TODO APROBADO Y MEDIA DE 6 O SUPERIOR (por si estás flojo/a en matemáticas, 5,99 < 6) y con el permiso de tus padres y de tu tutor/a del colegio (no se puede pedir permiso para no ir a clase si no vas ¨sobrado/a¨ en los estudios). Obligatorio llevar libros de texto a Canarias y realizar las tareas que te manden los profesores.

APUNTE SOBRE LAS CIFRAS DE COSTAS Y COMPAÑÍA...

En 2016, una escuela de surf de Coruña, en diciembre, por ejemplo, tendría que pagar, para poder operar, alrededor de:

Según las estimaciones económicas de Costas (que reconoció no tener datos económicos sobre el sector, pero se ¨inventó¨ unos que extrapoló de otros sectores con modelos de empresa inexistentes entre las escuelas de surf de Coruña), el beneficio diario por cada alumno es de 7,39 €.
Esto quiere decir que, solo para cubrir gastos, tendrías que llevar al agua, en diciembre, aproximadamente a 30 personas a la semana, algo bastante complicado con el clima de Coruña.
Aún así, ellos estimaban unos beneficios de 1.000 a 2.500 euros mensuales, lo que supondría llevar a un mínimo de 60 personas a la semana (a surfear, con temperaturas medias próximas a los 13º y un agua tan fría que sales como las barritas Pescanova). Ni siquiera así darían los números (si llevas a más gente, gastas más en gasolina, en seguros, etc.)

Pero en Costas confunden términos como ingresos, beneficios y rentabilidad, usan el lenguaje de manera ¨especial¨ (hablan del tamaño de las empresas, no según los parámetros establecidos, sino como a ellos ¨les parece¨, etc.)
Desconocen la materia que regulan pero pueden decir que una actividad que desconocen es peligrosa, y no se centran en la actividad sino en la persona que la realiza (si es un menor, por ejemplo, lo que podría llevar a pensar que es una actividad peligrosa que un menor vaya al colegio o a una biblioteca).
Y son capaces de hablar de especiales circunstancias de intensidad en un mes como el de diciembre, en Coruña, y una actividad como la del paddle-surf (remar alejado de la línea de baño).

CORUÑA: historia de un abuso ¨aislado¨ (con capítulo dedicado al Ayuntamiento de Oleiros).

En 2016 entra en funcionamiento una normativa que emana de Costas que obliga a las escuelas de surf a pagar por usar las playas de Coruña.

El pretexto para la entrada en vigor de dicha norma fue la seguridad y la regulación, pero la realidad fue muy diferente: fue una norma contraria a la seguridad, al empleo, al deporte... y que además incitaba al fraude.

Desoyendo la tendencia europea a la eliminación de trámites burocráticos y administrativos, con la nueva normativa, para ir de excursión un día a surfear, pasarías más tiempo tramitando permisos que en la playa. Además, dichos permisos tendrías que solicitarlos con varios meses de antelación (y en organismos diferentes y mal coordinados entre ellos), aunque es imposible saber las condiciones climatológicas y del mar tanto tiempo antes. Desde ¨la Administración¨, además de desconocer la materia que regulaban, no estaban preparados para tramitar dichos permisos, con lo que si querías ir a trabajar a la playa (a dar clases de surf) tenías que hacerlo sin ¨el pertinente permiso administrativo¨ o dejar de trabajar.

En la realidad del día a día, también se vuelve inviable el operar sin defraudar.
Se puso al corriente de todo ello a Costas y otros organismos implicados (entre ellos el Ayuntamiento de Oleiros, en el que se encuentra la playa de Bastiagueiro y al que van dedicadas las siguientes líneas...)

Tras reunirme personalmente con Marcos Veiga, encargado de la redacción del pliego de condiciones que regulaba la utilización de la playa de Bastiagueiro (y que se sorprendió de mi actitud, pues en la web namarea.com se recomendaba no utilizar dicha playa debido a los problemas de saturación y por una cuestión de respeto a los bañistas), pude constatar que, al igual que en la Demarcación de Costas de Galicia, desconocían la materia que regulaban.
Igual que en Costas, y pareciéndome la actitud más razonable, consultaron con la Federación Galega de Surf, que les ¨orientó¨ ¿de manera desinteresada? por el bien del deporte...

He aquí algunas de las condiciones en las que se ofertó (a quien estaba dispuesto a pagar un mínimo de 300 € al mes por poder utilizar la playa de Bastiagueiro, auque el Ayuntamiento de Oleiros se quejaba de que ellos solo cobraban un mínimo de 100 € y que el resto se lo quedaba Costas):

Dentro de la multa de 3000 euros se incluyen ¨detalles¨ como las ¨críticas vertidas contra el alcalde de Oleiros¨ (a pesar de que el artículo 20 de la Constitución reconoce explícitamente el "derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción".

Dichas críticas hacen referencia al día del ¨SURF CONTRA LA CORRUPCIÓN Y EL ABUSO DE PODER¨ , jornada en la que se informó a la gente (previamente se le había comunicado a la secretaria del alcalde, mostrando ésta su aprobación) de prácticas ilegales llevadas a cabo en dicho Ayuntamiento, por ejemplo cuando "la autoridad o un funcionario público (…) diere una aplicación privada a bienes muebles o inmuebles pertenecientes a cualquier Administración o Entidad estatal, autonómica o local u Organismos dependientes de alguna de ellas" , entendiendo como tal la utilización de los paneles informativos luminosos (públicos) con fines privados (mofarse de otros políticos, por ejemplo), o prácticas de dudosa legalidad (que dos organismos diferentes, Costas y el Ayuntamiento de Oleiros, cobren por lo mismo, la utilización de las playas), o prácticas que parece ser que son legales pero de muy dudosa ética (cobrar por estacionar en un aparcamiento de tierra, sin pintar, en suelo público, como en el caso de Bastiagueiro, que en 2016 era el único lugar de España con parquímetros en un aparcamiento de tierra).

En varias ocasiones se me sugirió que denunciase (a las otras escuelas, que se ven obligadas a operar incumpliendo alguna norma o parte de la misma, si quieren poder trabajar y ganarse el sueldo) o al alcalde.
El texto anteriormente citado entre comillas es un extracto del código penal, y eso es más grave que ¨jugar con multas¨ como las que me ponen a mí, que entran dentro del derecho administrativo, y ¨La Administración¨ tiene la razón hasta que se demuestre lo contrario. Si La Administración, contestando en septiembre a la solicitud de un permiso para una instalación en julio y agosto tiene razón, no creo que sea muy viable el exponer mis argumentos ante quien redactó un pliego de condiciones injusto y que ¨hizo la vista gorda¨ ante temas como ¨la utilización de la playa fuera de los horarios pactados o sin el pertinente permiso administrativo, siendo esa misma persona la que va a valorar mis recursos,.

Ese día (surf contra la corrupción y el abuso de poder), también recibimos la visita de agentes de la policía local (dos patrullas), de nuevo muy amables y de nuevo se les explicó la situación y se actuó dentro de la legalidad, siguiendo las instrucciones de dichos agentes, a pesar de ser sancionado por ello (es uno de los informes que aporta ¨La Administración¨ para multarme).

Las prácticas ilegales de las que se informaba también habían sido puestas en conocimiento del encargado de la redacción del pliego de condiciones que regulaba la utilización de las playas de Oleiros por parte de las escuelas de surf (Marcos Veiga), entendiendo que es "autoridad o funcionario que, faltando a la obligación de su cargo, dejare intencionadamente de promover la persecución de los delitos que tenga noticia o de sus responsables(...)" (De nuevo texto extraído del Código Penal). Asimismo se informó de ello al propio Alcalde de Oleiros.

Ese mismo funcionario (Marcos Veiga) tenía conocimiento de que las escuelas de surf ¨operaban fuera de los horarios establecidos en el pliego de condiciones¨ pero no hizo nada al respecto.

Pero sí se hizo cuando quien, desde un principio se posicionó contra una práctica que ya se ha extendido, cobrar por la utilización de espacios públicos (ya nos hemos acostumbrado a pagar por aparcar en suelo público, ahora nos estamos acostumbrando a pagar por usar las playas o el mar) y abusar de la posición de ¨dominio¨ para obtener fondos.

El criterio aplicado fue diferente desde el primer momento: a finales del invierno, tras la entrada en vigor de la nueva normativa, Namarea, en recuerdo de los años en los que operó como escuela de surf obsequió al Ayuntamiento de Oleiros con dos obras de arte (dentro de las posibilidades económicas de la empresa), siguiendo los mismos criterios que se siguieron a la hora de poner un monumento gigante en la carretera de la playa: arte y Che Guevara. Una persona profesional del mundo del arte (cuya identidad no quiso hacer pública), decoró dos tablas de surf, una de ellas con el ¨alma¨ (madera interior de la tabla) rota y frases célebres del revolucionario argentino y la otra con un dibujo alusivo al dinero como llave que abría el candado que permitía usar la playa.

Dicho obsequio se entregó en el Ayuntamiento de Oleiros entendiendo que, al ser el mismo criterio (aunque con menos recursos económicos, por tratarse de una empresa de tamaño tan reducido, esas por las que luchaba el Che Guevara), se colocarían en un lugar público, en recuerdo de los tiempos en que se podía usar el mar sin pagar.

Igualmente se le entregó una tabla de surf al Alcalde de Oleiros (dicho regalo fue hecho a título particular), con frases (aforismos) para que recapacitase (en ningún momento ofensivos) y reflexionase sobre actitudes como decir que "El Che es Dios" y contribuir a la privatización del suelo público de Oleiros (cobrar por aparcar, por usar la playa...) y poner barreras a las pequeñas escuelas y ¨favorecer¨ a las grandes.

Se explicó que, al igual que en su día a muchos vecinos del Ayuntamiento de Oleiros les pudo resultar ofensiva la estatua del Che Guevara, pero que era indudable que era arte, estas tablas de surf, que podían resultar ofensivas (especialmente a los que contribuyeron desde el Ayuntamiento a la aplicación de una medida tan injusta y abusiva), merecían un trato similar al de la gran estatua del Che, pues también eran arte.

Pero vivimos en un mundo poco coherente, en el que quien es capaz de decir que "El Che es dios", contribuye a que cierren las escuelas más pequeñas y se queden las más grandes con el mercado (el Che tenía fama de luchar contra las injusticias sociales y los latifundios).

El Ayuntamiento ¨más comunista¨ cobra las mayores tasas de España por usar la playa (un bien público), cobra por aparcar en suelo público, etc.

Costas (y algún ayuntamiento como el de Oleiros, pionero en la privatización del uso de las playas) también cobraron en 2016 (y siguen cobrando este año) por utilizar el mar para ir a remar sobre una tabla de paddle surf, si la actividad la organiza una escuela de paddle-surf. Los barcos no pagan, aunque contaminen. Las piraguas, tampoco (esto no es un llamamiento para extender el canon a otros deportes, sino para acabar con todos estos abusos), aunque lo que hacen viene a ser lo mismo.

Siguiendo ese criterio, Capitanía también podría cobrar por la utilización del mar, pues es su competencia.

Este año 2017, la situación parece repetirse: el 8 de junio, con la playa casi vacía, ningún bañista, a las 11 de la mañana se presentaron ¨a buscarme¨ en la playa del Orzán...por las actividades que desarrollábamos (¿delictivas?).

También se presentaron en la playa de Miño, el 17 de junio (11.30 am), por motivos similares.

Curioso, desde hace meses está operando, un año más, la Escuela Deportiva de Oleiros de Surf sin el pertinente permiso administrativo. Igualmente operan las demás escuelas, pues si esperan por los permisos tendrían que cerrar sus negocios. No tengo noticia de que se haya presentado nadie (agentes de Costas o de la Policía) a informarse sobre dichas actividades.

La diferencia es que yo pierdo dinero (ojalá fuese solo dinero) con esto, y TODOS LOS DEMÁS se lucran (incluída la Administración: Costas, Ayuntamiento de Oleiros...).

Para no colaborar con este tipo de abusos y para que no nos acostumbremos a pagar por usar bienes públicos, que se acabarán privatizando, se ha pasado a operar de manera gratuita o prácticamente gratuita (es muy probable que en breve se deje de cobrar la cuota mensual de 15 € para pasar a ir gratis, como un grupo de amigos, pues también ponen trabas al cobro de 15 € mensuales).

Mejor trabajar gratis que contribuir con el abuso de poder, un poder que nos ha corrompido demasiado (y no solo a quienes ocupan despachos, es un mal generalizado).