ex Escuela de Surf Coruña,Muros y Miño

logo de namarea

COSAS MUCHO MÁS CUTRES QUE DEJAR PAPELITOS POR EL COCHE:

Cobrar por aparcar en el suelo público (O.R.A.). Abuso generalizado.

Cobrar por usar las playas (Costas).

Cobrar por usar las playas (Ayuntamientos de Miño y de Oleiros).

Cobrar por usar el mar (Ayuntamientos de Miño y de Oleiros).

Obligar a tener un permiso para poder dar clases de surf (Ayuntamiento de Oleiros) pero dar clases de surf sin dicho permiso (Escuelas Deportivas Municipales de Oleiros).

Preferir que una asociación deportiva se quede sin poder salir a remar por el mar porque no puede pagar el canon de 300 € mensuales y no quiere incumplir ninguna norma, antes de que use un espacio público en el que no molesta (entiendo que en octubre, por ejemplo, o noviembre, etc.) pero por el que nadie ha pagado (luego quedó sin utilizar)*
* Realmente fue utilizado, y se informó de ello al encargado de la regulación de las playas de Oleiros, Marcos Veiga, que tenía bastante poca idea de la materia que regulaba, pero que tiene el valor de ponerme una multa (a mí como persona física) de 3.000 € (él sabrá los motivos, que desde luego no coinciden con los informes de la policía).

Hacer la vista gorda con quienes le han pagado, por ejemplo permitiendo que se amplíe el horario de utilización de las playas en un 33% (modificación sustancial de las condiciones de un contrato de adjudicación de un servicio público que no volvió a salir a concurso, como exigiría la normativa), pero en una franja horaria en la que las escuelas de surf no pueden utilizar la playa, ¨ir a por mí¨, que ya no tengo una escuela de surf (aunque queden algunos restos de la empresa que cerré por no querer colaborar con toda la corrupción y los abusos a los que ya nos hemos acostumbrado), pero en ningún momento decirle nada a las escuelas que, habiéndole pagado, operan ¨al margen de la ley¨ (sin molestar, pero fuera de la ley).

¿Mola el buen rollito de las escuelas de surf?

Pregúntale a alguien de alguna escuela de qué va eso del localismo (estas olas son mías, estas playas son mías), cómo es ¨el ambiente que se respira¨ en la playa de Bastiagueiro, etc.

Extracto de los estatutos de la FGS:

La Federación Galega de Surf es una entidad asociativa privada, sin ánimo de lucro, de utilidad pública y de interés público y social (…)

Su objeto primordial y general será el fomento y el impulso de la práctica continuada del surf (…)

Extracto (resumido) del convenio entre la FGS (…) y las escuelas de surf (las normas las pone la FGS, con el respaldo de Costas y Ayuntamientos como el de Miño y Oleiros: si no te adhieres no puedes usar las playas).

La FGS asesoró a Costas y Ayuntamientos implicados, por ser la única parte que ¨entendía de la materia¨.

ABUSOS DE PODER:

¨Canon¨ por usar las playas.

En 2016 entra en vigor una normativa que obliga a las escuelas de surf a pagar por usar las playas.

Dicha normativa se justifica en la seguridad y la regulación, aunque:

Para no contribuir con todos estos abusos ni defraudar, promoví la creación de una asociación para el desarrollo del ocio saludable, la integración social, etc.

A pesar de que el derecho de asociación está legalmente reconocido en la Constitución, de que el uso de la playa, según el Reglamento General de Costas, es público y gratuito (* salvo que concurran especiales circunstancias de intensidad, peligrosidad o rentabilidad), a pesar de haber consultado personalmente con el Jefe de Costas sobre lo que querían decir esas especiales circunstancias, y al no saber responder (EL JEFE DE LA DEMARCACIÓN DE COSTAS DE GALICIA, RAFAEL EIMIL APENELA), realicé la interpretación acorde con el artículo 60.3 de dicho reglamento, que indica que se busca un uso sostenible de las playas y la conservación de las mismas, a pesar de haber informado de la forma de operar, en todo momento se trata a la Asociación Jugamos Todos como un entramado para defraudar gratuito salvo que concurran especiales circunstancias de intensidad, peligrosidad o rentabilidad.

Prácticamente todos los días recibimos ¨visitas¨ en Miño de agentes, tanto de Costas como de la Policía, alguno de ellos en actitud (verbal) bastante agresiva y cuyas declaraciones serán, en principio, las que tengan peso en los informes (aunque el Ayuntamiento de Oleiros, en 2016, impuso una sanción de 3.000 € alegando hechos diferentes de los que mostraban los informes policiales, siendo el ¨artista¨ Marcos Veiga, el mismo que ¨hizo la vista gorda¨ sobre muchas irregularidades).

He explicado en numerosas ocasiones que, igual que cuando vas a jugar al paint-ball te explican cómo funciona el material, las medidas de seguridad, etc., en la asociación también se explica en lo referente al surf. Igual que desarrollamos actividades como el brilé o juegos como el pañuelo, pero no somos una escuela de brilé o de pañuelo (el voley y el fútbol dejamos de practicarlo porque nos advirtieron en varias ocasiones de que no se pueden poner redes de voley en la playa, a pesar de que considerábamos que no molestábamos), practicamos surf, pero no somos una escuela de surf.

La normativa hacía referencia a las escuelas de surf. Incluía también los clubs deportivos.

Tenemos innumerables ¨clubs¨ de carretera, ¨hoteles¨ en los que se pagan precios bastante elevados por echar una siesta en una habitación.

Eso no es un fraude. Eso promueve el empleo.

El alcalde de Miño me ha dado ¨ lecciones de moralidad y legalidad ¨, el alcalde de Oleiros me ha dicho que ¨el Che es Dios¨ (Oleiros fue el ayuntamiento pionero en la privatización de las playas, sin hacer nada por el cierre de las pequeñas escuelas que sobrevino con la aplicación del canon por usar las playas, siendo también el Ayuntamiento cuya escuela opera sin disponer del permiso pertinente, el que hace la vista gorda con las escuelas que le han pagado, etc.).

El Jefe de Costas (Rafael Eimil Apenela) no sabe indicarme lo que quiere decir el Reglamento General de Costas (tal vez debería de haber ido a un bar a consultar y no a la Demarcación de Costas de Galicia).

Juan Antonio Noguerol Gómez, funcionario de la Demarcación de Costas de Galicia, estima que con un pago MÁXIMO de 15 euros mensuales se pueden obtener beneficios de 7,39 euros diarios.

Llegados a este punto, creo que se nos han ido un poco las cosas de las manos. Basta pagar, como se hace con las mafias (en este caso el ¨entramado¨ es legal).

Nota de apoyo: el año pasado una de las escuelas de surf que operaba en la playa de Bastiagueiro me denunció.

El año pasado, y por no hacer daño a las escuelas de surf, no se hizo propaganda de los precios de la asociación (mucha gente compra ¨seguridad¨ en el agua, entre otras cosas porque mucha gente desconoce demasiadas cosas sobre el mar y tiene falsas creencias al respecto).

Este año, las escuelas ya no denuncian (salvo la Federación Galega de Surf, que con su escuela en Miño imagino que no parará de molestar, pues parece q ue no estamos promoviendo el deporte, objetivo de la Federación, o que nuestra forma de operar es poco segura, o demasiado cara para que la gente pueda acceder al surf).

Por todo ello (y por mucho más, por miles y miles de euros en multas, por las indemnizaciones por los daños causados al Estado por usar las playas sin pagar, por las cuentas que ya tengo en Suiza y en Panamá, etc.) a partir del 1 de agosto pasamos a operar totalmente gratis.

Mientras se pueda mantener ¨el tinglado¨, seguiremos así.

En Coruña al menos se podrá mantener. En Miño están bastante cansados de las visitas de la policía. En Muros el año pasado vino la policía LOCAL con un requerimiento para cesar en las actividades realizadas en la playa, a pesar de no ser el DPMT (Dominio Público Marítimo Terrestre) competencia de dicho cuerpo (salvo por motivos de seguridad, que creo que no era el caso).

Lo más importante de todo esto, no creo que sea el hecho de pagar o de no pagar, sino de ver cómo TOD@S, yo el primero, nos movemos por el dinero.

Hacemos lo que sea, por el dinero y por nuestro egoísmo. No son casos aislados, ni son los políticos, o los banqueros. No son los demás.

No es Rajoy.

Somos todos.

Aprendemos a odiarnos en vez de colaborar. Estamos en el siglo XXI. Muchos años de avances, de experiencias para aprender. Ya tenemos comida para tod@s, pero sigue muriendo gente de hambre por no tener qué llevar a la boca, y otros enferman por tener sobrepeso.

No seré yo quien dé mi dinero para salvar a esa gente que se muere.

El hambre no entiende de ideología.

Sigue habiendo una lista larguísima de cosas que nos deberían de preocupar, mucho más que

Tenemos el tiempo limitado. El mismo para todos, pero limitado.

24 horas al día, y nadie se escapa de dormir y otras funciones vitales.

Tenemos las preocupaciones limitadas.

Creo que muestra bastante las limitaciones de nuestra capacidad intelectual el preocuparnos por lo que nos preocupamos, y despreocuparnos por cosas que nos deberían de asustar demasiado.

Parece que cada vez la sociedad (tú, yo, él, nosotros, vosotros, ellos), está más deshumanizada.

Los niños no dudan en quitarle un punto a una compañera sabiendo que es algo injusto ( lee El punto de Madji. ¿Esperas que esos niños, en el futuro, sean menos egoístas y no tomen decisiones que saben que son injustas?

En el futuro (en el presente ya) no hay dinero para pensiones.

Pero la gente sigue gritando NO A LOS RECORTES. Llevamos años gastando el dinero que no tenemos, pero aquí a nadie le apetece apretarse el cinturón.

Llevamos años escuchando que vivimos en un entorno de corrupción, pero seguimos ¨queriendo¨ que otro nos quite el dinero para que después lo gaste en lo que considere más oportuno.

GRATIS (nos encanta esa palabra) quiere decir que el dinero sale de algún lado, que primero te lo quitan, a quien no quiere toros para pagar los toros, a quien no le gusta Kiko Rivera para pagar sus conciertos, etc.

Será que yo no soy muy de redes sociales que me da más por dejar papelitos por el coche...

ACTORES DEL ABUSO

COSTAS ( Gobierno de España, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del mar, Demarcación de Costas de Galicia).

Cobra a las escuelas de surf por usar las playas (o a las de paddle-surf por usar el mar, aunque se dediquen a remar lejos de la línea de baño).

Art. 60 del Reglamento General de Costas, resumido: El uso de las playas es público y gratuito, salvo que concurran especiales circunstancias de intensidad, peligrosidad o rentabilidad. Le pregunté personalmente al Jefe de Costas, Rafael Eimil Apenela, qué debía de entender por especiales circunstancias de intensidad, peligrosidad o rentabilidad. Me dijo que no sabía (tal vez en vez de dirigirme al Jefe de Costas debí de ir a preguntar a un bar).

Además, permite que cobren también los ayuntamientos que lo deseen (¿es legal la doble imposición?) y da a la Federación (de surf) poder para abusar igual que abusan ellos.

Justifica la nueva normativa en la seguridad pero es una norma contraria a la seguridad: en función de cuánto pagues podrás usar más o menos playas (lo que más seguridad aporta a una clase de surf es seleccionar la playa de manera adecuada a los participantes y las condiciones de cada día).

También pone otras trabas a la seguridad (limita la distancia MÁXIMA entre dos participantes a 3 metros, etc.).

Desde Costas reconocen desconocer la materia que regulan (les asesora la Federación).

Es una norma contraria al deporte: a pesar del cierre de escuelas de surf y que dejó de operar un club deportivo de paddle-surf, la playa de Santa Cristina (en la que operaba dicho club) quedó sin que legalmente pudiese ser utilizada por no haber pagado nadie por ella la puja mínima aceptada, 300 € al mes (200 € para Costas, 100 mínimo para el Ayuntamiento de Oleiros) por poder usar el mar en el caso de este club. En la práctica, dicha playa fue usada ¨sin el pertinente permiso administrativo¨ por escuelas que habían pagado por otra playa. Por suerte antepusieron la seguridad a la normativa.

Constitución, art. 43.3: Los poderes públicos fomentarán la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio.

Es una norma contraria al empleo y que incita al fraude: Costas NO está preparada para tramitar los permisos que solicita (y mientras no tengas el permiso por escrito se entiende, según su propia ley, que el silencio administrativo es negativo), pero cobra igual, y las escuelas tienen que operar sin permiso o ¨cerrar el chiringuito¨).

Si has pagado, en cualquier caso, te dejan más o menos tranquilo.

Nota: la Escuela Municipal de Oleiros opera << sin el pertinente permiso administrativo>>, incluso en tardes en las que la playa de Bastiagueiro (en la que opera) está bastante concurrida y los surfistas suponen un incordio a los bañistas.

Sin embargo, denuncia las actividades llevadas a cabo por la Asociación Jugamos Todos, sin ánimo de lucro, en distintas playas, a las 10 de la mañana, en las mismas fechas.

La nueva normativa vuelve inviable, en la práctica, realizar una excursión con una escuela de surf sin defraudar.

Costas reconoce no tener datos económicos de las empresas del sector, pero se ¨inventa¨ unos tomados de un modelo de empresa inexistente entre las escuelas de surf (facturación mínima de 2 millones de euros, y otras incongruencias).

Con sus estimaciones, y con una calculadora en la mano, deja a quien tiene una escuela de surf, en los meses de invierno, por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (antes de impuestos). Además, con su ley le dejaría sin trabajar hasta julio por no tramitar el permiso.

Con un pago MÁXIMO de 15 euros mensuales (la mayoría de la gente pagaba 10 euros o no pagaba), calcula un beneficio diario de 7,39 € por persona.

Al artista de los números, Juan Antonio Noguerol Gómez, se le pide que investigue, pero prefiere tomar estimaciones de beneficios que a saber de dónde las saca.

Confunde términos como ingresos y beneficios, etc.

De todo esto y mucho más se informó a los implicados, tanto de Costas como de otros organismos.

AYUNTAMIENTOS que se sumaron al abuso: Oleiros y Miño (Porto do Son creo que también, pero desconozco el caso).

OLEIROS (el de la estatua gigante del Che Guevara)

Artista principal: Marcos Veiga

Director de orquesta: Ángel García Seoane (Gelo, alcalde ¨del pueblo¨).

-Saca las playas a puja. Cobra por usar las playas por las que ya ha cobrado Costas.

-Prefiere que las playas queden sin usar antes de que las use quien no ha pagado por ellas (caso de la Asociación Deportiva Rías Altas, de Oleiros, que hacían salidas en paddle por Santa Cristina, playa que legalmente quedó sin utilizar por no poder pagar dicha asociación el canon mínimo impuesto, por poder usar el mar, de 300 € mensuales, incluso en diciembre).

-LA ESCUELA MUNICIPAL DE SURF DE OLEIROS OPERA " SIN EL PERTINENTE PERMISO ADMINISTRATIVO".

Hacen ¨la vista gorda¨ con quienes les han pagado, permitiendo que operen sin permiso o fuera de los horarios establecidos o se salten la mayoría de las condiciones, algunas de ellas tan ¨estúpidas y abusivas¨ como usar camisetas que incluyan un logotipo de Oleiros.
La propia Policía Local de Oleiros (siempre muy amable) acude a ¨identificar¨ a quien de sobra saben quien es, el que se negó a contribuir con todo este abuso, pero solo a esa persona, reiteradamente identificada, y nunca a nadie más.

Los informes policiales dicen una cosa, pero Marcos Veiga multa según lo que le parece.
NOTA 1: siguiendo el criterio aplicado y si fuese cierto lo que dice Marcos Veiga, sale más barato y resulta mucho más cómodo defraudar y pagar las multas que operar de manera legal
NOTA 2: en una reunión mantenida personalmente con Marcos Veiga, quien reconoció, al igual que pasó en Costas, que desconocía la materia regulada (por eso se asesoraron con la Federación Galega de Surf), se sorprendió de que la escuela de surf Namarea se opusiese a la nueva normativa, cuando dicha escuela intentaba no usar la playa de Bastiagueiro ¨por una cuestión de respeto a los bañistas¨, etc.

-Etc. (si no no queda sitio para Miño)

MIÑO (Ayuntamiento al que en 2015 se le firmó una renuncia a cualquier reclamación por los daños ocasionados por su (¿incorrecta?) gestión de las instalaciones de temporada en la playa.*

-Reiteradas visitas de la Policía Local (en 2017 especialmente, algunos de los agentes en actitudes ¨un poco a la defensiva¨). En 2016 se llegó incluso a bajar a la orilla del mar para que yo saliese del agua.
En varias de esas visitas (2017) se pide por favor a los agentes que informen de la normativa que se está incumpliendo. No lo hacen, por desconocerla (pero sí pueden decir que se está incumpliendo).
Uno de los agentes dice que no se pueden desarrollar actividades en la playa sin licencia municipal. Al no informar ninguno de ellos de la norma o la publicación a la que se refieren, se acude al Ayuntamiento de Miño y se pide dicha información, resultando ser la famosa normativa del ¨canon por usar las playas¨ que se aplica a las escuelas de surf.

-En la Playa Grande de Miño, por segundo año consecutivo, la Federación monta una escuela de surf (en un emplazamiento solicitado en 2015 al Ayuntamiento de Miño, para intentar remediar las consecuencias negativas de sus negligencias *)
* En 2015 desde el Ayuntamiento de Miño (a pesar de que se le informó de ello) asignó un lugar para instalar una caseta en la que guardar tablas de paddle-surf en una zona peligrosa, en la que podía llegar el mar.

-El alcalde de Miño en varias ocasiones me echa en cara mi... (etc., mejor no comentar sus clases de moralidad).

-Etc.