ex Escuela de Surf Coruña,Muros y Miño

logo de namarea


Material de Surf

FOTO 2'

Para dar tus primeros pasos, lo ideal son las tablas blandas que usan la mayoría de las escuelas. Podrás coger casi cualquier ola, por pequeña que sea, y es muy fácil ponerse de pie. Son lo mejor para probar el surf, y si notas que te gusta y te decides a comprar material, ya sea nuevo o de segunda mano, lo más recomendable, desde nuestro punto de vista, son las tablas tipo BIC, de plástico, muy resistentes y con una gran flotabilidad. Las tablas de fibra son muy frágiles, y aunque las hay diseñadas especialmente para principiantes, con más volumen (cuanto más flote la tabla menos difícil te resultará ponerte de pie, y más olas cogerás, aunque también te arrastrarán más hacia la orilla cuando estés remontando) y más resistentes, siempre serán más frágiles que las BIC. Recientemente han salido al mercado tablas con foam como las de fibra pero con recubrimiento exterior de policarbonato. Son más resistentes que las de fibra, pero no surfean tan bien. Otra marca que usa bastante gente para aprender es NSP, de epoxy, tal vez algo más bonitas que las BIC, aunque nosotros nos inclinamos por estas últimas. La puedes comprar nueva o de segunda mano, y lo bueno que tienen es que, como son tan resistentes, cuando te quieras deshacer de ella la podrás vender casi al mismo precio al que la compraste.

Puedes buscarlas en internet, en el Decathlon o en Sport Zone, aunque también en tiendas especializadas, como VAZVA que también cuenta con un amplio surtido de material de segunda mano.

Hay tablas de distintas medidas. Cuanto más pesa una persona, más debe de flotar la tabla. Antes se hacían tablas muy largas. Ahora se tiende a reducir un poco la longitud y ganar volumen haciéndolas más gruesas o un poco más anchas. No escojas nunca una tabla con formas afiladas para aprender. Te resultará mucho más difícil.

Encontrarás la medida de tu tabla en la parte de abajo, hacia las quillas, escrita en el alma (si se le ve). Se expresa en una combinación de pies y pulgadas, y suelen aparecer tres medidas : LARGO x ANCHO MÁXIMO x GROSOR.
Junto a las medidas de la tabla aparecerá también el nombre del shaper, la persona que le dio forma (shapeó) y un número de serie, que habitualmente coincide con el número de tablas que lleva hechas ese shaper, aunque normalmente nadie le pone el número 1 a su primera tabla, pues le costaría más trabajo venderla.

FOTO 3

Normalmente, en las tablas de fibra las quillas son desmontables, y puedes jugar con distintos tipos de quillas para la misma tabla, dependiendo del tipo de ola y del estilo de surf que desees practicar. Pero, para empezar, apenas tiene importancia.

En las tiendas de surf suele haber gente que lleva muchos años en el agua y que te podrán asesorar en tu elección. También en las escuelas.

Si te decides por una tabla de fibra, es muy recomendable que compres una funda acolchada para transportarla, pues evitarás tener que llevarla a menudo al taller a repararla.

Las fundas de toalla son muy bonitas pero muy poco prácticas. Apenas protegen la tabla y te costará mucho trabajo guardarla y sacarla. Ten mucho cuidado cuando apoyes tu tabla en el suelo y, en caso de que la quieras poner en vertical, apóyala siempre encima de tu pie.

Si le das un golpe a tu tabla de fibra (algo que te pasará muy a menudo al principio, al meterla en el coche, al entrar en casa, etc.), puedes llevársela a Tito (Titaniuss, El Viejo) a que te la arregle. Trabaja bien y es barato, además de ser una magnífica persona, muy querida por todos los surfistas coruñeses. Está en la calle Adelaida Muro, por la zona de la fuente de los surfistas, en el Matadero, al final del Orzán. Puedes preguntar también en cualquier tienda o escuela. Allí te orientarán.

Imprescindible, además de la tabla, es el invento o leash, la amarradera que evitará que se te escape la tabla cada vez que te caigas. También los hay de diferentes medidas. En principio, cuanto más grande y voluminosa sea la tabla más largo y grueso debe de ser el invento.

FOTO 4 FOTO 5
Invento Surf e Invento Body

Otro complemento básico es el traje de neopreno. Las aguas de Galicia están muy frías, incluso en verano, por lo que es muy recomendable hacerse con un traje de invierno, o al menos si es de verano que sea integral (manga y pierna largas), si tienes pensado seguir practicando este deporte todo el año. Encontrarás el grosor del traje, normalmente, en una manga del mismo.

FOTO 8

Aparecerán dos o tres números, 4.3 o 5.4.3 en los de invierno. Es el grosor (en milímetros), en el pecho y espalda los paneles más gruesos y en las extremidades un poco más finos para moverse mejor. Los de verano pueden ser 3.2 o 2mm todo el traje. En cualquier caso, el traje que elijas tiene que quedar ajustado (ESPECIALMENTE EN EL CUELLO, POR EL QUE NO DEBE DE ENTRAR AGUA), aunque sea para un niño. Si te queda flojo, entrará mucha agua y no hará bien su función de evitar que se vaya el calor corporal.

Una vez más, si quieres asesoramiento acude a una tienda especializada o escuela. Los trajes de segunda mano son otra opciòn, pero no olvides que, aunque se vean aparentemente nuevos, el neopreno, con el uso, va perdiendo grosor, y cada vez calentará menos.

En cualquier caso, todo el material debe de ser lavado con agua dulce después de cada uso para retardar su deterioro, y nunca debe de dejarse expuesto directamente a los rayos de sol.

Una buena opción para llevar tu material de neopreno mojado en el coche es el típico capazo negro de obra(los hay de otros colores), barato y resistente, o las cajas de plástico (la marca Tatay fabrica distintas medidas). Una simple bañera de plástico también puede servir, aunque te durará menos tiempo que el capazo.

FOTO 7

Las tablas de bodyboard (y también las tablas de surf de aprendizaje de las escuelas) sufren especialmente la acción directa del sol, que provoca que se despeguen sus distintos materiales. Si no tienes funda o una toalla para tapar tu tabla, y no encuentras un lugar a la sombra, al menos déjala boca abajo, pues esa parte sufrirá un poco menos con el calor solar.

Hoy en día no son necesarias camisetas de lycra. Hace años los trajes rascaban, pero los materiales modernos son más cómodos y elásticos. Aunque existen licras de neopreno, te compensa invertir en un traje un poco más grueso. No recomendamos trajes sin cremallera porque cuesta mucho trabajo ponerlos, y más aún quitarlos. Para empezar, es aconsejable comenzar con un traje clásico, con la cremallera atrás.

Si te rasca en el cuello, o en los sobacos o detrás de las rodillas, siempre puedes utilizar vaselina para evitar rozaduras (pero aplícala sin nada de arenas, o acabará haciendo el efecto contrario al deseado de evitar escozores). Si eres de los que pasan frío en invierno, siempre puedes usar escarpines para los pies (con suela si son para surf o sin suela si son para body), guantes e incluso capucha, con lo que además protegerás tus oídos, órgano en ocasiones muy sensible al frío, y que puedes proteger usando tapones. El blue-tack, esa masilla azul que se usa para pegar fotografías y carteles, es fácilmente moldeable y no deja restos, y es una opción magnífica para usar como tapones (además de ser muy económicos).

FOTO 8'

Para practicar bodyboard son necesarias (imprescindibles) aletas de tu talla, que puedes poner con o sin escarpines. Con escarpines evitarás heridas e irás más calentito, especialmente en invierno. Si prefieres ir sin ellos, te recomendamos las aletas de la marca K-PLOA o DEEPLY (Sport Zone, más económicas y muy parecidas a las K-PLOA), por su comodidad (las hay que reman mejor, con la pala más dura, pero estas dos son especialmente cómodas). Las aletas suelen ser de dos colores, que se corresponden con dos durezas distintas de goma, la parte blanda para el zapato y la dura para la pala.
También es recomendable el uso de sujeta-aletas para evitar perderlas. Unos cordones de zapatos serán igual de útiles e incluso más cómodos.

FOTO 11

Para ponerte el traje, primero mete una pierna, hasta la rodilla, y después la otra. No sigas subiendo hasta que las rodilleras estén a la altura de las rodillas. A continuación sigue subiendo hasta la cintura, y ajusta el tiro. No deben de quedar arrugas. Mete un brazo y después el otro, y una vez más, que los codos queden a la altura que tienen que quedar, y lo mismo los sobacos, y todo sin arrugas.

La cremallera tiene un cordón para que la puedas subir y bajar si vas solo a la playa. Algunos trajes tienen también una pestañita para evitar que se baje la cremallera. Ajusta bien el cuello, pues si te entra agua pasarás mucho frío.Los trajes con cremallera en la espalda suelen traer una protección para evitar que el velcro del cuello se pegue al traje (cuando no lo llevas puesto) y lo estropee.

Encontrarás en la pierna o en la espalda un bolsillo para llevar la llave del coche (es recomendable que hagas una copia para meter en el agua), o al menos un cordoncito donde sujetarla. También existen cofres en forma de candado, para colgar en la manilla o en el gancho del remolque del coche, en los que puedes guardar la llave, y lo cierras y lo abres mediante una combinación secreta.

Cuanta menos ropa lleves por debajo más cómodo irás(es muy habitual ir desnudo), y si optas por bañador, cuanto más corto y ajustado mejor (para los chicos) y cuantos menos adornos tenga mejor (para las chicas). Muchas chicas van con la braguita del bikini y sin parte de arriba, y para que no se les vea la tetilla al cambiarse usan poncho, para no tener que andar tapándose con la toalla. Los chicos también los usan bastante para que no se les vea la colita...

FOTO 12

Las tablas de fibra son bastante resbaladizas, por lo que se les suele frotar con una cera antideslizante, perfumada, llamada parafina. Dependiendo de la temperatura del agua, las hay más blandas (para zonas frías, donde le cuesta trabajo que se quede pegada la parafina a la tabla) o más duras (para zonas cálidas, en las que la parafina se derrite con demasiada facilidad). También hay parafina base, si la tabla es nueva, para darle una primera capa y parafina de colores (agarra muy mal, pero queda más bonita).

Donde apoyamos el pie de atrás (a la altura de las quillas), mucha gente opta por poner un grip (almohadilla antideslizante), de forma que se evita el tener que echarle parafina a esa zona de la tabla. El grip delantero no es reconendable, aunque hay gente que lo usa.

Si puedes, después de cada uso endulza el material, pero en cualquier caso, llévalo a casa sin arena (recuerda que vienes del mar, no te cuesta nada sumergirlo en el agua antes de ir al coche). Si las arenas se han secado ya y están pegadas a la tabla, una buena opción puede ser llevar el cepillo de una escoba (sin el mango), y con ella quitarle el grueso de las arenas.

RESUMIENDO: BUSCA UNA TABLA CON VOLUMEN Y FORMAS REDONDEADAS. NO COMPRES UNA TABLA MUY BUENA PARA INICIARTE EN EL SURF PORQUE LA DESTROZARÁS A GOLPES AL TRANSPORTARLA O LA DEJARÁS TODA MARCADA CADA VEZ QUE APOYES LAS RODILLAS EN ELLA. HAY UN AMPLIO MERCADO DE SEGUNDA MANO. ACÉRCATE A UNA ESCUELA O TIENDA ESPECIALIZADA Y ALLÍ TE ORIENTARÁN SIN NINGÚN TIPO DE COMPROMISO.